La incuestionable calidad del marisco gallego

El marisco gallego es una de las joyas indiscutibles de la costa atlántica y por supuesto es uno de los placeres que podrás disfrutar en nuestro restaurante gallego en Madrid. Desde Portonovo queremos que lo conozcas todo sobre él y vamos a explicarte cuáles son los motivos que dan sentido a su extraordinaria calidad.

En veladas especiales, cuando celebras algo, cuando quieres darte el homenaje o simplemente porque te apetece disfrutar de un manjar gastronómico. El marisco siempre es una garantía de calidad y si le unes el sello de identidad de Galicia, la experiencia será todavía mejor.

El marisco gallego nunca nos decepcionará, pero ¿por qué marca tanto la diferencia? Desde Portonovo, nuestro restaurante gallego en Madrid, queremos desvelarte algunas de las características que lo convierten en un producto tan especial y único. ¡Presta atención!

1. Un mar muy rico en nutrientes

El ecosistema del mar gallego es único, repleto de especies, entre las cuales destaca el marisco y esto no se produce por casualidad, pues en estas aguas hay una abundancia de nutrientes que multiplica la calidad de todas las piezas.

Todo ello se debe a un fenómeno muy peculiar motivado por el movimiento de rotación de La Tierra conocido como afloramiento. Se produce debido al efecto en el litoral gallego de los vientos del norte y noreste, los cuales traen a la superficie las aguas del interior, que están mucho más frías y poseen un valor nutritivo mucho más elevado.

cigalas restaurante gallego madrid

2. La elevada cantidad de corrientes

Más allá del afloramiento, el Océano Atlántico tiene otras particularidades que benefician a sus pescados y mariscos. Una de ellas es el constante movimiento de sus aguas. Y es que en la costa gallega se unen una infinidad de corrientes procedentes de otras latitudes, lo cual además de influir en el descenso de las temperaturas, multiplica las capacidades de los que habitan en él.

No solo eso, sino que estas corrientes arrastran a muchas especies hacia Galicia, donde reciben un aporte nutritivo mucho mejor, debido a la calidad de las aguas antes comentada.

3. Su peculiar orografía

Gracias a todas estas cuestiones, Galicia dibuja un hábitat único, donde la orografía juega también un papel fundamental. Y es que las condiciones de la costa son muy particulares. El mar se adentra entre los recovecos de una tierra sinuosa y recortada, repleta de cabos y golfos donde rompe el agua.

Por tanto, el marisco que se desarrolla en este litoral disfruta de unas condiciones únicas, imposibles de recrear en otro territorio, lo cual se manifiesta en la mesa.

4. La tradición pesquera

Nadie como los habitantes del pueblo gallego sabe identificar la calidad de las diversas especies de marisco, así como el momento adecuado de la recogida. La tradición pesquera de los gallegos es una garantía que le añade un valor extra.

Además, si hay otro rasgo que lo caracteriza es su excelsa variedad. Percebes, centollas, ostras, bueys de mar, bogavantes, cigalas, langostas… Las mariscadas gallegas son un placer de otro planeta.

gambas restaurante gallego madrid

Queda claro que el marisco gallego probablemente sea uno de los mejores del mundo. Si además tienes la suerte de visitar Portonovo, nuestro restaurante gallego en Madrid, lo disfrutarás en las mejores condiciones posibles. ¿A qué esperas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *