¿Cuál es el mejor maridaje posible entre vinos y pescados?

albariño restaurante gallego madrid

La de la alta gastronomía es una experiencia muy completa en la que entran en juego todos los matices. Es tan importante lo que comes como lo que bebes, así como la relación entre estos, algo que conocemos como maridaje. En Portonovo, nuestro restaurante gallego en Madrid, queremos ayudarte, mostrándote las mejores mezclas entre vinos y pescados.

Como ya sabes, la cocina gallega tiene múltiples atractivos que justifican su valor y no podemos olvidar la riqueza vinícola que existe en la tierra, la cual dispone de hasta cinco Denominaciones de Origen, como son Rías Baixas, Ribeiro, Monterrei, Ribeira Sacra y Valdeorras.

Gracias a esta tradición, una mesa típicamente gallega te permitirá disfrutar del mejor maridaje posible con todos los productos de la tierra y el pescado es uno de los más destacados. Es por ello que en Portonovo, nuestro restaurante gallego en Madrid, vamos a mostrarte algunas de las claves más importantes para perfeccionar esta unión.

La frescura del Albariño

El Albariño es la uva más importante de todas las variedades que encontramos en Galicia. No por casualidad es la más conocida internacionalmente. Su conversión en vino trae como resultado unos caldos frescos y suaves, aptos para maridar con todo tipo de pescados, aunque es especialmente propicio para piezas como el rodaballo, el atún, la merluza, el bacalao o el pulpo.

Generalmente se trata de vinos jóvenes, perfectos para dar protagonismo a la comida, regalando un acompañamiento suave y generalmente con matices frutales y florales, aunque lógicamente, todo dependerá del tipo de crianza, por lo que siempre te recomendamos preguntar al experto.

Aunque hay Albariños pertenecientes a las Denominaciones de Ribeiro y Valdeorras, donde se suele mezclar con otras uvas, la más común y variada es la de Rías Baixas.

No todos los pescados son iguales

La norma general de que el pescado marida con el vino blanco no es tan exacta, ya que en la actualidad existe una riqueza vinícola muy potente. No obstante, el blanco sigue siendo predominante y lo mejor es guiarte por las diferentes familias de pescado.

Los pescados magros como las lubinas, los lenguados o los rodaballos mezclan a la perfección con los blancos más ligeros, a ser posible con un toque de acidez que equilibre el sabor suave de estos mensajes. Además de los Albariños, los vinos de uva Godello también cumplen excepcionalmente junto a estos pescados.

lubina restaurante gallego madrid

Por su parte, pescados como el bacalao, la merluza, la dorada o el rape, caracterizados por su textura semigrasa admiten un punto de intensidad superior en el maridaje. Los vinos blancos frutales, algunos de ellos criados en barrica durante un periodo corto e incluso algunos tintos jóvenes son los más apropiados. Los Albariño y Godello siguen funcionando bien en este caso, aunque hay que destacar la idoneidad de otros caldos como los Verdejo, Cabernet Sauvignon y Garnacha, entre otros muchos, tales como los que encontrarás en nuestro restaurante gallego en Madrid.

Mientras, los pescados más grasos como es el caso del atún o el bonito son idóneos para elegir vinos blancos que hayan pasado un largo tiempo en barrica, sin descartar la fuerza de algunos tintos maduros.

En cualquier caso, todo es cuestión de gustos. Piensa en lo que apetece y los profesionales te recomendarán en base a estos criterios. Ten en cuenta que, si los pescados van acompañados de otros ingredientes, también entra en juego el valor de la receta y la intensidad y peso de su sabor.

En Portonovo, nuestro restaurante gallego en Madrid, disponemos de una amplísima carta de vinos, perfectamente dispuesta para complementar la maravillosa materia prima de la tierra. ¡Compruébalo en primera persona!

¿Cúal es el mejor modo de comer ostras?

ostras marisquerias madrid

Uno de los placeres que más satisfacción nos dejarán en el paladar serán las ostras. Precisamente, en Portonovo encontrarás los mejores ejemplares de este molusco de concha entre todas las marisquerías en Madrid y queremos ayudarte a sacarle el máximo partido a su sabor, contándote cuál es la mejor forma de comerlas.

Las ostras son uno de los productos que mejor representan la magia del mar. Son todo lo que necesitas para una velada especial. En pequeñas porciones tendrás la oportunidad de degustar un mundo de sensaciones únicas. Si buscas un lugar donde comer en Madrid este manjar, aquí las encontrarás en su máximo esplendor, pues acumulan todas las virtudes del mejor marisco gallego.

En marisquerías en Madrid como Portonovo disfrutarás como nunca de las ostras. Sin embargo, siempre existió debate sobre cuál es la forma adecuada de comerlas, algo que vamos a tratar de solucionar a través de los siguientes consejos. ¡Presta atención!

1. Lavar y abrir

Antes de llegar a la mesa, las ostras siguen un proceso para asegurar sus perfectas condiciones. En primer lugar, después de ser recogidas, hay que eliminar las impurezas, introduciéndolas en agua durante 48 horas.

Después, cuando llega el momento de comerlas, se recomienda volver a lavarlas con agua fría y descartar las que estén mínimamente abiertas, lo cual es un indicativo de su mal estado. Para abrirlas, utiliza un cuchillo especialmente pensado para este producto y procura tener un buen agarre. El objetivo es hacer palanca para levantar la concha superior y separarla de la propia ostra.

2. ¿Solas o acompañadas?

Como en todos los asuntos gastronómicos, es cuestión de gustos, pero si quieres disfrutar de todo su potencial gourmet lo mejor es tomarlas al natural, sin ningún añadido, como mucho con un toque de limón.

Hay quienes deciden añadirle alguna salsa especial o algún toque picante. Sin embargo, de esta manera, solo conseguirás tapar el sabor más auténtico de las ostras.

3. Sírvelas con hielo picado

A la hora de servirlas, se recomienda presentarlas sobre una cama de hielo picado, pues así el producto mantendrá su máxima frescura y sabor original, tal como sucede en nuestro restaurante gallego en Madrid.

4. Disfruta de la experiencia completa

Las ostras son un espectáculo digno de ser apreciado por todos los sentidos, así que tómate tu tiempo antes de llevarlas a la boca, disfruta y siente su extraordinaria presencia. Los verdaderos amantes del mar, sabrán admirar sus matices, colores y formas. ¡Un placer único!

5. No derrames su jugo

A la hora de llevarlas a la boca, hay que tener cierto cuidado a la hora de sostenerlas, ya que si pierdes la horizontalidad, derramarás el jugo, algo fundamental en la experiencia de degustar una ostra. Por tanto, solo debes inclinarlas sobre tu boca.

Una vez dentro de ellas, se recomienda masticarlas un par de veces antes de ingerirlas, si queremos descubrir todo su sabor.

6. El maridaje ideal

Las ostras combinan bien con todo tipo de vinos blancos y espumosos como el champagne o cava. Si quieres que tu paladar se quede en Galicia, los Albariños son una magnífica opción.

Para descubrir el excelso potencial de un producto como las ostras, tienes que visitar Portonovo, el cual es considerado como una de las mejores marisquerías en Madrid. ¡No lo dudes! Vivirás una experiencia única.

El pulpo a feira. La tradición de Galicia

pulpo feira restaurante gallego madrid

Galicia es tierra de tradiciones y de sabores únicos. En Portonovo, nuestro restaurante gallego en Madrid, conocemos todos los secretos gastronómicos de nuestra bendita región y queremos presentarlos. Por ello, hoy queremos hablarte del pulpo a feira, uno de los máximos exponentes de esta cocina en todo el mundo y una joya muy apreciada por todo tipo de paladares.

Tener la oportunidad de degustar un plato de verdadero pulpo a feira, procedente de Galicia es un placer único. Si quieres buscar el sabor auténtico de esta preparación, Portonovo es uno de los mejores restaurantes en Madrid donde comerla, así que vamos a presentarte todas sus claves.

Origen, ingredientes, secretos de su preparación… En Portonovo, nuestro restaurante gallego en Madrid lo sabemos todo y queremos contártelo para que tú también te conviertas en un fanático del pulpo a feira, una receta que traerá muchas satisfacciones a tu dieta. ¡No pierdas detalle!

1. ¿Cuál es su origen?

Su propio nombre lo indica, pues si atendemos a su traducción en español, “pulpo la feria”, encontraremos el origen tradicional de una receta cultivada en las ferias del interior de Galicia. A estas localidades llegaba después de haber sido secado en las costas gallegas, donde se preferían otros pescados frescos y mariscos, muy lejos de lo que ocurre actualmente, donde es considerado un manjar apreciado.

Para entender esta receta, hay que homenajear la figura de las pulpeiras, mujeres que iban de feria en feria de ganado, cocinando el pulpo en ollas de cobre y situándose bajo robles y castaños. Hoy en día, la costumbre se sigue practicando en todas las ferias de Galicia.

2. Los secretos de la receta

Uno de los grandes valores de este plato es su extraordinaria sencillez, pues necesitarás muy poco para prepararlo. En primer lugar, tienes que apostar por la mejor materia prima. Evidentemente, la calidad del pulpo criado en Galicia marca la diferencia, dada la fuerza del Océano Atlántico y la geografía recortada de la costa gallego.

Otra de las claves es la cocción y sus instantes previos, pues si el pescado es totalmente fresco, tendremos que golpearlo para reducir su dureza. En muchas ocasiones, son los propios marineros quienes se encargan de llevar a cabo este paso antes de congelarlo.

Una vez que lo introducimos en el agua, si el pulpo tiene un tamaño normal, entre los 1,5 y los 2 Kg, tendremos que mantener su cocción entre 25 y 30 minutos. Durante el proceso, tendrás que comprobar varias veces su dureza hasta que acabes llegando al punto perfecto. Si quieres saber cuál es la cocción ideal, solo tendrás que probar el de nuestro restaurante gallego en Madrid. ¡Auténticamente delicioso!

Paralelamente, hay que cocinar los cachelos. Tal como se conoce en Galicia, son trozos de patata cocidos en una olla con sal, los cuales son fundamentales para entender esta receta. Por último, una vez cocido el pulpo y cortado en trozos pequeños, tendremos que aliñarlo con sal y pimentón, el ingrediente clave de este plato, cuya procedencia maragata, habla de su origen, pues los habitantes de esta comarca leonesa eran habituales en las ferias de ganado.

3. Versatilidad

Lo mejor de esta receta es que casa con todo tipo de situaciones, ya que se puede comer caliente o frío, erigiéndose como la tapa perfecta, un entrante sofisticado y un plato principal delicioso.

Se trata de un plato consistente a la par que saludable que seduce a todo tipo de públicos. Es un magnífico ejemplo de cómo una receta tradicional puede llegar a convertirse en uno de los máximos exponentes internacionales de esta gastronomía. No por casualidad, es conocido en muchos lugares como pulpo a la la gallega.

En Portonovo, nuestro restaurante gallego en Madrid, tendrás la oportunidad de probar el auténtico pulpo a feira, una receta que deleitará tu paladar al máximo. ¿A qué esperas para probarla?

La incuestionable calidad del marisco gallego

centolla restaurante gallego madrid

El marisco gallego es una de las joyas indiscutibles de la costa atlántica y por supuesto es uno de los placeres que podrás disfrutar en nuestro restaurante gallego en Madrid. Desde Portonovo queremos que lo conozcas todo sobre él y vamos a explicarte cuáles son los motivos que dan sentido a su extraordinaria calidad.

En veladas especiales, cuando celebras algo, cuando quieres darte el homenaje o simplemente porque te apetece disfrutar de un manjar gastronómico. El marisco siempre es una garantía de calidad y si le unes el sello de identidad de Galicia, la experiencia será todavía mejor.

El marisco gallego nunca nos decepcionará, pero ¿por qué marca tanto la diferencia? Desde Portonovo, nuestro restaurante gallego en Madrid, queremos desvelarte algunas de las características que lo convierten en un producto tan especial y único. ¡Presta atención!

1. Un mar muy rico en nutrientes

El ecosistema del mar gallego es único, repleto de especies, entre las cuales destaca el marisco y esto no se produce por casualidad, pues en estas aguas hay una abundancia de nutrientes que multiplica la calidad de todas las piezas.

Todo ello se debe a un fenómeno muy peculiar motivado por el movimiento de rotación de La Tierra conocido como afloramiento. Se produce debido al efecto en el litoral gallego de los vientos del norte y noreste, los cuales traen a la superficie las aguas del interior, que están mucho más frías y poseen un valor nutritivo mucho más elevado.

cigalas restaurante gallego madrid

2. La elevada cantidad de corrientes

Más allá del afloramiento, el Océano Atlántico tiene otras particularidades que benefician a sus pescados y mariscos. Una de ellas es el constante movimiento de sus aguas. Y es que en la costa gallega se unen una infinidad de corrientes procedentes de otras latitudes, lo cual además de influir en el descenso de las temperaturas, multiplica las capacidades de los que habitan en él.

No solo eso, sino que estas corrientes arrastran a muchas especies hacia Galicia, donde reciben un aporte nutritivo mucho mejor, debido a la calidad de las aguas antes comentada.

3. Su peculiar orografía

Gracias a todas estas cuestiones, Galicia dibuja un hábitat único, donde la orografía juega también un papel fundamental. Y es que las condiciones de la costa son muy particulares. El mar se adentra entre los recovecos de una tierra sinuosa y recortada, repleta de cabos y golfos donde rompe el agua.

Por tanto, el marisco que se desarrolla en este litoral disfruta de unas condiciones únicas, imposibles de recrear en otro territorio, lo cual se manifiesta en la mesa.

4. La tradición pesquera

Nadie como los habitantes del pueblo gallego sabe identificar la calidad de las diversas especies de marisco, así como el momento adecuado de la recogida. La tradición pesquera de los gallegos es una garantía que le añade un valor extra.

Además, si hay otro rasgo que lo caracteriza es su excelsa variedad. Percebes, centollas, ostras, bueys de mar, bogavantes, cigalas, langostas… Las mariscadas gallegas son un placer de otro planeta.

gambas restaurante gallego madrid

Queda claro que el marisco gallego probablemente sea uno de los mejores del mundo. Si además tienes la suerte de visitar Portonovo, nuestro restaurante gallego en Madrid, lo disfrutarás en las mejores condiciones posibles. ¿A qué esperas?

5 manjares de la cocina gallega que te seducirán

empanada restaurante gallego madrid

La cocina gallega es uno de los patrimonios gastronómicos más ricos de España y como tal, si nos adentramos en su esencia descubriremos algunos manjares espectaculares. En Portonovo, nuestro restaurante gallego en Madrid, queremos mostrarte alguno de ellos. ¡Seguro que se te abre el apetito!

Como ya te contamos en el post anterior, apostar por la gastronomía de esta región es elegir un mundo de eternas posibilidades. Esta versatilidad te permite acceder a menús muy variados. En Portonovo, encontrarás una de las mejores marisquerías en Madrid, pero también un paraíso de las carnes y los pescados, así como el escenario perfecto para degustar las recetas gallegas más típicas.

Hoy, en nuestro restaurante gallego en Madrid queremos dedicarles un espacio a estas últimas, presentándote algunas de estas genialidades, las cuales han sido fruto de la tradición de la tierra. ¡Presta mucha atención!

1. Pulpo a Feira

Por supuesto, teníamos que empezar por uno de los platos más representativos. Aceite de oliva, pimentón, sal y patatas cocidas son los acompañantes perfectos del pulpo, el cual se presenta cocido y cuyo punto de ternura marcará la diferencia. Se conoce como pulpo a feira (feria en gallego) porque era un plato habitual en las grandes fiestas gallegas (ferias y romerías).

Hoy en día, el exquisito sabor de esta receta ha traspasado de largo las fronteras gallegas. No obstante, la mano de la tierra siempre se nota en la preparación así que te recomendamos probarlo en lugares como nuestro restaurante en Madrid.

pulpo feira restaurante gallego madrid

2. Lacón con grelos

Otro de los símbolos culinarios de las cuatro provincias gallegas es el delicioso lacón con grelos, una receta ideal para los meses de invierno, dado su carácter reconfortable. Además de las mezcla del lacón gallego salado (una parte de la pata delantera del cerdo) y los grelos (una verdura parecida al brócoli), la preparación tradicional necesitará chorizos, patatas y aceite.

Se trata de una receta bastante laboriosa que los gallegos empezaron a preparar en zonas rurales durante los meses posteriores a la matanza del cerdo. El resultado es absolutamente espectacular.

3. El caldo gallego

Si ya el lacón con grelos es idóneo para combatir el frío invernal, el caldo gallego lo es más todavía. Se trata de una sopa, donde las legumbres, las verduras y las carnes son protagonistas y cuyo sabor te transportará a la Galicia más auténtica.

Aunque hay diversas recetas, hay ingredientes básicos como son las alubias, el chorizo y las patatas, así como la carne de ternera o cerdo, que no deben faltar en su elaboración. En cuanto a las verduras, puede ser preparado con grelos, repollos o berzas.

4. Empanada gallega

No podemos entender la gastronomía gallega sin hablar de sus famosas empanadas. La más conocida es la realizada con bonito, aunque en Portonovo también podrás probarla con berberechos. No obstante, el secreto de esta receta siempre está en la fórmula de la masa.

5. Vieiras gratinadas

Lógicamente, en esta lista no podía faltar algún producto del mar. Si deseas probar la auténtica vieira gallega, en su combinación con el gratinado tradicional de la tierra, acabarás gratamente sorprendido. Es una receta sofisticada y deliciosa.

vieira restaurante gallego madrid

En Portonovo, nuestro restaurante gallego en Madrid, descubrirás toda la profundidad de la cocina gallega de la mano de los mejores profesionales culinarios. ¿A qué esperas para probar estos manjares?

Las extraordinarias bondades de la cocina gallega

marisco restaurante gallego madrid

Hoy en día la gastronomía es mucho más que una simple comida. Es un cúmulo de sensaciones y emociones que enamoran al comensal. Hoy, en Portonovo, nuestro restaurante gallego en Madrid, vamos a describirte las extraordinarias bondades de la cocina gallega, la cual ha regalado experiencias muy gratificantes al comensal a lo largo de los años.

Y es que Galicia es una región única, capaz de seducir por completo todos los sentidos del visitante. Sus paisajes, su gente, sus ciudades, su patrimonio, su cultura y por supuesto su gastronomía. Su estilo de cocina, así como la calidad de sus productos, conforman uno de esos placeres únicos que todo el mundo debería degustar alguna vez en la vida.

Portonovo, nuestro restaurante gallego en Madrid es uno de esos rincones que prestigian esta cocina. Desde 1968, la experiencia de varias generaciones nos avala y queremos que disfrutes de los auténticos sabores gallegos junto a nosotros. Por ello, vamos a resumirte algunas de las extraordinarias bondades de esta cocina. ¡Presta atención!

solomillo vaca restaurante gallego madrid

1. La alta calidad de sus productos

Como regla general, en Galicia no encontrarás nunca una materia prima defectuosa. La calidad es una característica que define a todos sus productos y todos los restaurantes que traten de prestigiar su gastronomía se deben a esta premisa.

La confluencia entre el Macizo Galaico, su verde campiña, la abundante lluvia y el Océano Atlántico ha creado un ecosistema prolífico para el desarrollo de todos sus alimentos, los cuales, por sí mismos, son capaces de deleitar el paladar. Por ello, no es de extrañar que el producto sea el centro de la cocina, sin que exista una excesiva preparación, más allá de la cocción.

2. El valor de la tradición

La historia de Galicia es la de un pueblo muy familiar, donde la tradición cobra un valor muy importante. Fruto de esta forma de ser, han surgido muchos platos importantes que se han extendido a lo largo de los años y que incluso son conocidos internacionalmente.

Conservar las recetas originales es uno de los grandes potenciales de una cocina transmitida de padres a hijos hasta convertirse en uno de los grandes exponentes de la gastronomía española. Muchos de sus platos, generalmente con un alto contenido proteico, aunque fueron ideados para una economía de subsistencia, hoy se han convertido en auténticos manjares gourmet con el paso de los años.

3. Mucho más allá de carne y marisco

El placer de degustar una clásica mariscada gallega es algo completamente inolvidable. Tampoco puedes dejar escapar la oportunidad de degustar una pieza de carne traída directamente desde Galicia. Sin embargo, en un verdadero restaurante gallego encontrarás mucho más.

El sabor de la tierra se transporta a sus espectaculares, arroces, croquetas, empanadas y sopas, entre otros suculentos placeres. Descubrirás que el mar gallego no solo vive de su marisco, sino que pescados como el rape, la lubina, los chipirones, la merluza o el rodaballo pueden llenar tu paladar de magia. Por no hablar del pulpo a feira.

Todo ello sin olvidar la calidad de sus vinos y sus Denominaciones de Origen Protegidas (D.O, Rías Baixas y D.O. Ribeiro), las cuales te proporcionarán un maridaje inmejorable.

crema marisco restaurante gallego madrid

Esto es solo una pequeña guía sobre todo lo que la cocina gallega puede dar de sí. Para conocerlo todo, tendrás que venir a Portonovo, nuestro restaurante gallego en Madrid, donde los sabores de Galicia te llevarán al paraíso culinario.